Jueves, 19 Enero 2017 17:10

Perú, hermano que avanza

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Por décima vez, Perú se ubicó en el primer lugar en Inclusión Financiera en Microscopio Global 2016. Esta investigación que cumple 10 años, se realiza con el fin de analizar el entorno regulatorio e institucional para la inclusión financiera en más de 50 países, teniendo en cuenta factores como el ambiente institucional y las políticas públicas, la capacidad de supervisión y de regulación y las reglas de conducta de mercado, entre otros aspectos.

Su buen desempeño en este ranking (89 puntos) obedece a “Modelo Perú”, una plataforma interoperable de dinero electrónico, que inició operaciones en 2016, impulsada por la Asociación de Bancos del Perú (Asbanc), que posibilita realizar transacciones financieras a través de cualquier dispositivo móvil, sin intereses, ni costos y sin necesidad de contar con una cuenta bancaria ni acceso a Internet. Con esta herramienta se espera alcanzar en 2019 una meta de inclusión financiera de aproximadamente 5 millones de peruanos. Esta experiencia es el resultado de la suma de esfuerzos de todos los actores del sistema financiero y de las empresas de telecomunicaciones, que decidieron apostarle a un propósito común: facilitarles el acceso a los consumidores financieros.

Este caso es sin duda un ejemplo y referente en inclusión financiera en América Latina y en el mundo, que debe motivarnos a seguir invirtiendo en innovación y modelos de atención especializados por segmento, particularmente en poblaciones rurales y rurales dispersas, de tal forma que Colombia pueda mantener el buen ritmo que hoy se refleja también en Microscopio Global para Colombia, en el que compartimos el primer lugar.

En este entorno, es de destacar la reciente celebración del convenio entre los ministerios de Agricultura de Perú y de Colombia, que le permitirá los exportadores colombianos comercializar piña, aguacate, carne de cerdo, pollo, huevos y cerdos vivos, mientras que Perú podrá exportar toronja, arándonos, granada y ají pimienta.

Propiciar mecanismos y herramientas que permitan generar nuevas redes productivas y ecosistemas de negocios redundará en un fortalecimiento conjunto y complementario, compartiendo lecciones aprendidas, con miras a satisfacer las demandas y expectativas que nos ubican a ambos países, como protagonistas en la provisión y exportación de alimentos en los próximos 30 años. Así lo ha planteado la FAO y el camino conjunto puede ser exitoso, en la medida que abramos nuestras fronteras a tecnología, conocimientos y mejores prácticas en temas agrícolas, de riego y de ordenamiento social y productivo de la propiedad.

Visto 223 veces