Martes, 14 Noviembre 2017 15:57

Con éxito cerró Foro Fondos de Capital Privado: Agro y Paz

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Los expertos nacionales e internacionales que participaron en el Foro por los 25 años de Fiduagraria hicieron un llamado para el trabajo conjunto y coordinado entre los actores públicos y privados del campo en Colombia.

  • Políticas claras, reglas definidas y continuidad jurídica como en el manejo de tierras son algunos de los aspectos a desarrollar en el corto, mediano y largo plazo en el país.
  • También mecanismos de incentivos, creatividad empresarial y de financiación son claves para el despegue del campo colombiano.
  • Capítulo aparte es el tema de la mujer y los jóvenes rurales, sectores que necesitan de estímulos para quedarse en el campo y ser productivos.

Bogotá, 14 de noviembre de 2017.- El cierre del Foro, como parte de la conmemoración de los 25 años de labores de Fiduagraria, fue destacado por la calidad de los participantes en los dos paneles sobre inversión privada para el campo y por la profundidad en la exposición de los temas.

Expertos nacionales e internacionales fueron contundentes a la hora de explicar cuáles son las oportunidades que tiene el campo colombiano como constructor del desarrollo y del futuro del país, en tiempos del posconflicto y los acuerdos vigentes de paz. Pero también fueron claros al señalar los vacíos que se registran, desde la legislación hasta en la falta de coordinación entre los privados y las entidades del Estado.

Para el exministro de Agricultura y de Hacienda, exdirector de la Cepal y hoy codirector del Banco de la República, José Antonio Ocampo, el incentivo a la producción de cacao y caucho en las zonas donde se vivió la guerra son importantes porque responden a una verdadera inclusión de todos los integrantes del campo.

Resaltó que apenas el país empieza a darse cuenta de esta oportunidad y por lo tanto hay que retomar ejemplos sólidos pero en solitario, como lo hecho por el café colombiano, el cual hace 25 años era solo calidad, y hoy es calidad y diversificación. “Hoy, los sellos que respondan a esa diversificación y al ser más verdes o ecológicos son válidos en un mercado creciente de consumidores jóvenes. Me encanta que los productores sean sus mismos comercializadores”, afirmó. No obstante resaltó el atraso que vive el país en campos como en las frutas, donde ya hubo un despegue con el llamado aguacate Hass.

La exministra de Agricultura Cecilia López Montaño hizo un llamado de alerta ante la situación de la mujer rural porque Colombia está perdiendo esta población que es la que sostiene el desarrollo del campo. “La historia de los conflictos en el mundo dice que las que hacen las reconciliaciones en el campo son las mujeres. Pero hoy hay limitaciones enormes, ya que los bancos cerraron el crédito solo para las mujeres cabezas de familia y ellas seguro no tienen propiedad individual, porque la ley les exige tener compañero al lado. Hay que volver sujetos de crédito a 14 millones de colombianos, mujeres y hombres que son una enorme fuerza productiva”, resaltó.

Los conferencistas coincidieron en afirmar que la brecha del campo y la ciudad es enorme y hay que trabajar para cerrarla, con reglas claras, políticas de estímulos a la producción y a la financiación y solución e problemas endémicos en cuanto a la infraestructura.

Para Miguel Arango, especialista senior de la Dirección de Desarrollo Productivo y Financiero del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), el tema de las vías terciarias en el país no debe dar espera. “Hay una deficiencia gigantesca. De nada nos sirve tener buenos proyectos y bien encaminados si no se pueden sacar las producciones. También hay que reorganizar el tema de los riegos y drenajes porque no hay política al respecto”, agregó.

Hizo votos para que se establezca una verdadera gestión de riesgos en el país para el sector agropecuario e impulsar ejemplos como el de la Bolsa Nacional Agropecuaria, la cual, a su juicio, se durmió.

Luis Carlos Morales, Vicepresidente de Desarrollo Rural y Vicepresidente de Inversiones de Finagro, cree que es necesaria una regulación más amigable para el sector y hacer estrategias conjuntas entre sectores. “Hay que interpretar lo que los inversionistas sienten y la política pública debe ser consecuente con esta lectura”.

Visto 138 veces