Martes, 29 Noviembre 2016 19:09

Fiduagraria se suma a celebración del Día Internacional contra la Corrupción

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

La Sociedad Fiduciaria de Desarrollo Agropecuario (Fiduagraria) se adhiere a la celebración del Día Internacional contra la Corrupción, que se celebra el 9 de diciembre. Este día fue designado por la Asamblea General de las Naciones Unidas para conmemorar esta fecha, con el fin de crear conciencia contra esta problemática que afecta a diversos sectores de la sociedad. Con ello, se busca promover mensajes, campañas y acciones que resalten la importancia de prevenir y luchar contra la corrupción en el ámbito internacional, así como también difundir el valioso papel de la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción en este proceso.

Justamente, este año la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNDOC) presentó el proyecto “Hacia la integridad: una construcción entre los sectores público y privado”.

Con ocasión de esta importante fecha, que se celebra el 9 de diciembre, vale la pena reflexionar sobre qué se entiende por corrupción y cuáles son los riesgos que implica. De acuerdo con la Real Academia de la Lengua, la corrupción es la acción y efecto de corromper, es decir alterar y trastocar la forma de algo, echar a perder, sobornar con dadivas. En general, hace referencia al abuso de poder, de funciones o de medios para sacar ventaja.

La corrupción, adicionalmente, es una tipología de fraude mediante la cual se puede impactar la inversión, el crecimiento económico, la eficiencia económica, la asignación en el gasto público, así como generar desigualdad en la distribución de la riqueza entre otros.

Es así como algunas de las consecuencias que puede generar son:

  • El estancamiento del desarrollo social de los países en el caso de que se presenten problemas de mala administración y uso inadecuado de los dineros públicos por parte de gobernantes inescrupulosos. Un escenario como este afecta la inversión privada y el crecimiento económico de la sociedad.
  • La vulneración de los organismos de fiscalización y control que ponen limite a las actuaciones de funcionarios corruptos, al propiciar confusión jurídica y debilitar la capacidad de detectar, desalentar y castigar este delito.
  • La desprotección total de los ciudadanos ante Estados corruptos incapaces de organizar a la sociedad.
  • La inestabilidad en las instituciones democráticas y la pérdida de credibilidad en el sistema judicial, por falta de efectividad en el enjuiciamiento y sanción a los funcionarios corruptos.
  • La pérdida de recursos, hábitats y la destrucción de ecosistemas de los que dependen millones de personas en todo el mundo, negándole a la gente el derecho a un medio ambiente no contaminado.

Hoy en día, son más los países comprometidos en combatir la corrupción mediante la financiación de programas y reformas tecnológicas, legales, institucionales y administrativas que buscan reducirla.

Colombia, por ejemplo, estableció en su Constitución Política los mecanismos de participación ciudadana (art. 103 – el voto, el plebiscito, el referendo, la consulta popular, el cabildo abierto, la iniciativa legislativa y la revocatoria del mandato) como las herramientas que le permiten al pueblo hacer exigible sus derechos y cumplir con sus obligaciones. Igualmente, la transparencia y el acceso a la información son instrumentos indispensables para que el público en general identifique y reporte la corrupción, permitiendo que los ciudadanos fiscalicen las políticas y programas gubernamentales y exijan a sus gobernantes rendir cuentas de su gestión.

Plan-Anticorrupcion-y-Atencion-al-Consumidor-Financiero-2015.pdf

Visto 185 veces